Descalcificador de agua económico

Descalcificador sin mantenimiento y de larga duración

El descalcificador Aquasain está diseñado para funcionar 10 años si lo hacemos de manera continua, por lo que podemos esperar una duración de 15 a 20 años. El sistema inhibidor de cal es más económico y competitivo que los descalcificadores de sal, electrónicos, imanes, polifosfatos…

Como no consume sal tampoco hay consumo extra de agua para la limpieza de resinas. No pagaremos electricidad por hacerlo funcionar y tampoco hay que reponer cartuchos con sales de fosfatos, por lo que es un descalcificador sin mantenimiento.

Gracias a la limpieza de las canalizaciones conseguimos la protección de todos los elementos de la instalación. A su vez, tendremos nuevos ahorros alargando la vida útil de nuestros electrodomésticos.

Además nuestro descalcificador económico ahorrará energía en toda clase de calderas de gas, gasoil, electricidad y en placas solares, ya que un solo milímetro de espesor de cal (la cal es un material aislante) es capaz de aumentar nuestros costes energéticos un 8%. Así calentaremos el agua y no la cal.

CUADRO DE PÉRDIDA DE ENERGÍA
ESPESOR CAL (mm) PÉRDIDA DE ENERGÍA
1 5 – 10%
3 25%
6 39%
10 55%
12 70%

Por eso, Aquasain es una excelente opción para instalar en:

Edificación

Desde apartamentos a casas unifamiliares y hoteles. La cal es eliminada de calderas, sistemas de calefacción central o solar, radiadores, duchas, lavadoras, lavavajillas, planchas…

Industria

La cal es eliminada de intercambiadores de calor, calderas, torres de refrigeración, humidificadores, bombas de vacío o centrífugas…

Redes Municipales

Para las compañías de aguas representa un sistema económico ya que protege las tuberías manteniendo intacto su diámetro. Las piezas especiales no verán impedidos sus movimientos ya que no habrá incrustaciones.

 

Aquasain para su vivienda

El descalcificador que protege su vivienda sin gastos de mantenimiento. Olvídese de las averías de la manera más ecológica.

COMPRAR

Aquasain para su empresa

Con una pequeña inversión reducirá la factura energética y ahorrará en el mantenimiento de las instalaciones, incluida la corrosión.

MÁS INFORMACIÓN